Nuevamente, una temporada con actividad por
encima del promedio, en medio del Covid-19

hurricane-logo

Hoy, primero de junio, es el comienzo oficial de la temporada ciclónica 2021, y todos los pronósticos refieren una temporada más activa que la temporada promedio. Este año, al igual que el anterior, la pandemia sigue teniendo un espacio protagónico en la sociedad dominicana y el mundo, por lo que, planificarnos adecuadamente cobra mayor importancia y representa un reto, ya que debemos tomar en consideración elementos adicionales que nos permitan contar con los suministros necesarios en caso de que una tormenta pase por nuestro territorio. Se presume que será menos intensa que la de 2020, que rompió récords históricos con 30 tormentas catalogadas con nombre, pero más activa de lo normal.

El Centro de Predicción Climática de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, NOAA, por sus siglas en inglés, en su pronóstico oficial, publicado a finales de mayo, coincide con los pronósticos, emitidos en abril, de los expertos de la Universidad de Colorado y de otros organismos que se dedican a la investigación de estos temas, en que tendremos una temporada con actividad superior al promedio anual con la formación de 17 tormentas. Se estima que de éstas, 8 podrían convertirse en huracanes, incluidos 4 huracanes mayores (categoría 3 , 4 o 5). Una temporada dehuracanes promedio produce 12 tormentas con nombre, de las cuales 6 se convierten en huracanes, incluidos 3huracanes importantes.

Entre los factores favorables para la generación de ciclones se ha distinguido la cálida temperatura de la superficie marina en estos momentos, un importante combustible para su funcionamiento, así como la previsible formación del fenómeno meteorológico de "La Niña" en el Pacífico. Expertos indican que "las aguas del Atlántico están calientes y fluye energía hacia el sistema; además, estamos saliendo del fenómeno de "El Niño" en el Pacífico, que inhibe la creación de huracanes en el Atlántico. Con la entrada de "La Niña" se pronostica que "los vientos a nivel más alto no serán tan fuertes y no inhibirán la formación de tormentas" en la cuenca atlántica.

Con la formación de la tormenta tropical Ana a mediados de mayo, se constituye un récord de siete años consecutivos con actividad antes del inicio oficial de la temporada. Los demás nombres previstos para la temporada son: Bill, Claudette, Danny, Elsa, Fred, Grace, Henri, Ida, Julian, Kate, Larry, Mindy, Nicholas, Odette, Peter, Rose, Sam, Teresa, Victor y Wanda. A raíz de la temporada de huracanes en el Atlántico de 2020, después de que se considerara que el alfabeto griego era demasiado confuso para usar, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) decidió poner fin al uso del alfabeto griego como lista auxiliar. Por lo tanto, a partir de esta temporada, si se utilizan los 21 nombres anteriores, las tormentas posteriores tomarán nombres de una nueva lista complementaria de nombres.​

Nombre de los Huracanes

  • Bill
  • Claudette
  • Danny
  • Elsa
  • Fred
  • Grace
  • Henri
  • Ida
  • Julian
  • Kate
  • Larry
  • Mindy
  • Nicholas
  • Odette
  • Peter
  • Rose
  • Sam
  • Teresa
  • Victor
  • Wanda

Como hemos reiterado en diferentes ocasiones, según indican los expertos, es imposible predecir en abril o en mayo, cuál será la actividad exacta durante la época de huracanes . El Centro de Predicción Climática actualizará la perspectiva estacional del Atlántico 2020 en agosto, antes del pico histórico de la temporada. Es por esta razón que, independientemente de los pronósticos estacionales, debemos estar preparados y tomar las precauciones adecuadas, de manera especial en este momento en que los recursos de emergencia, tanto a nivel privado como a nivel estatal, se han visto mermados a causa de la pandemia.

Los retos habituales que trae consigo la temporada cada año se multiplican exponencialmente al conjugarse con la necesidad de mantener el distanciamiento social para evital la expansión del COVID-19 y nos presenta un escenario complejo, con una vulnerabilidad incrementada, que nos impone el fortalecimiento de nuestro planes de contingencia, como empresas y como individuos, para gestionar eficazmente estos riesgos.

Descargar Recomendaciones